Receta Paleolítica

Existen recetas básicas como el caldo de Huesos, es una receta básica que consta de los siguientes pasos a seguir:

Como principal se debe saber que es importante comer el caldo de huesos cuando empiezas a seguir ciertas guías de Paleo, sobre todo si estas siguiendo esta receta para sanarte de una enfermedad crónica o una enfermedad autoinmune. Se debe saber que el caldo de huesos aparte de ser muy rico en vitaminas y minerales y también proporciona grandes cantidades de aminoácidos, en particular glicina y prolina.

La glicina y prolina son los aminoácidos más importantes para sanar heridas, las heridas tanto de grandes cortes en la piel como también pequeñas que son formadas en la barrera mucosa del intestino. La recuperación de dicha barrera gástrica es una de las cosas más importantes en tu camino hacia la salud, porque significa que partículas ya no pasan por la barrera causando inflamación en el cuerpo.

Ingredientes

Para realizar dicha receta se debe tener ingredientes como:

  • Un kilo de huesos de tu preferencia
  • agua
  • 1 cucharada de sal marino
  • 8 o más dientes de ajo
  • una cebolla cortada en cuartos
  • 4 cucharadas grandes de vinagre de manzana
  • 1 cucharada de pimienta negra en grano

Preparación

 

preparacion caldo huesos paleo

  1. Al tener estos materiales podemos como principal poner los huesos en una olla de presión, se deberá de llenar la olla hasta la mitad, luego de esto se le echa la sal, ajo, cebolla, vinagre, y pimienta, se llana con agua purificada hasta que este al ¾ de lleno.
  2. Se deja el caldo a fuego bajo durante dos horas, después de esto se abre la tapa y se echa más agua hasta llegar al nivel del agua anterior, al terminar esto se vuelve a tapar y a poner en el fuego durante dos horas más, los huesos deben estar porosos y fáciles de romper.
  3. Se usa un colador para separar los huesos del caldo, puedes guardar en jarras de vidrio el frigorífico durante una semana o congelar para luego usarlos luego.
  4. Cuando termine todo esto tendrás tu buena sopa aparte de tus costillas que puedas comer sin ningún problema, suaves y jugosas, fuera de eso, puedes añadirle el acompañamiento como gustes, desde vegetales o una rica ensalada, siempre y cuando mantengas las reglas de recetas paleolíticas.
  5. No olvides tomar jugos naturales, no bebidas gaseosas, fuera de azucares y de constantes naturaleza.

Esta fue una de las recetas más básicas aparte de todas las recetas paleolíticas que se aplican en esta clasificación de orden alimenticio.