¿Cuáles son las grasas saludables para la dieta paleo?

La fórmula más saludable para alimentarnos proviene desde nuestro antepasado, puesto que la dieta paleolítica era consumida por los primeros humanos que habitaron nuestra tierra. Es una dieta rica en carnes, granos, frutas y vegetales, ya que para ese entonces no existía la diversidad de comidas ricas en grasas ni con alto contenido de azúcar, todo era totalmente natural y sin procesar por lo que en su mayoría solo existían grasas saludables.

grasas-3

Fue en los años 1950 cuando un americano especialista en salud dio a conocer de esta fabulosa dieta primitiva, mejorando aún más sus técnicas para que aportara al cuerpo las proteínas, nutrientes y energía necesaria sin consumir químicos o aditivos que no aportan beneficios al organismo, sino que al contrario son causante de enfermedades y sobrepeso en esta generación.

Grasas saludables paleo

Lo importante de esta dieta es saber que mientras más simple sea el alimento a consumir mejor, es por ello que las grasas mono insaturadas son las más indicadas, así como las que contienen omega 3, un aspecto de interés de esta dieta puesto que es necesario el consumo de grasas para la obtención de energía y las puedes obtener de frutos como el aguacate, el coco, nueces, almendras, avellanas, semillas de girasol, de todos estos alimentos obtendrás su aceite en forma pura y será la mejor solución para evitar las grasas trans, así que es necesario que no olvides agregar aceites naturales y frutos secos a tus comidas.

grasas-4

Otra forma de consumir grasas saludables es a través del consumo de carnes magras, que son ricas en omega 3 y contienen muy baja cantidad de grasas saturadas, pero el secreto está en el tipo de alimentación que reciben los animales que consumimos, ya que los alimentados con granos y químicos no son beneficiosos, mientras que los que solo consumen pasto o cualquier otra cosa natural son los que nos interesan.

Beneficios de las grasas saludables paleo

Lo recomendable es que siempre tengas en cuenta lo que comerás y si ese alimento te beneficiara o no, recordando que la salud es lo primero.

  • Aceite de almendras: generador de saciedad y bienestar, además del aporte de energía y fibra muscular.
  • Aceite de aguacate: Ideal para disminuir valores elevados de colesterol y triglicéridos en sangre, es un fruto rico en propiedades para la piel y el cabello.

grasas-2

  • Aceite de oliva: Como principal opción el extra virgen, ideal para mejorar nuestro tránsito intestinal y el otro beneficio es que es menos costoso que los anteriores.
  • Nueces: Un delicioso fruto seco rico en hierro, fibras y vitaminas, que son necesarios para una plena saciedad y el aporte calórico para dar energía a nuestro saludable cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *